¿Sabías que dentro de los límites de la Subbética contamos con el Lago de Andalucía? El embalse de Iznájar supone un enclave natural único y con gran historia desde su construcción, un recurso que cada año atrae visitantes que disfrutan de las maravillosas vistas que ofrece y las diversas actividades que pueden desarrollarse en torno a él.

Lago de Andalucía en plena comarca de la #Subbética, este destino no deja de sorprenderme... ¡quiero saber más! Click Para Twittear

Localización en el entorno de la Subbética

El embalse de Iznájar se encuentra situado en el curso medio del río Genil –afluente del río Guadalquivir- y linda con tierras de las provincias de Málaga (Cuevas de San Marcos), Granada (Loja y Algarinejo) y Córdoba, ocupando en esta última parte de los términos municipales de Iznájar (de donde proviene su nombre) y Rute.

Dicho embalse proporciona abastecimiento de agua para el uso doméstico de los núcleos poblacionales cercanos, sirve de defensa ante riadas del Genil y, además de cuenta con una Central Hidroeléctrica, que permite generar electricidad gracias a la energía potencial del agua embalsada.

La denominación de Lago de Andalucía, se debe a que, con su superficie de 2.522 hectáreas y capacidad para 981 hectómetros cúbicos, supone el embalse más grande de la Comunidad Autónoma. Fue inaugurado el 3 de junio de 1969 y su gestión pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Embalse de Iznájar desde Rute en la Subbética

Un poco de su historia

Casi 50 años después de su inauguración, podemos recordar algunos detalles de lo que supuso la construcción de la presa que le da lugar. Dicha presa está ubicada entre los municipios de Rute y Cuevas de San Marcos, y consta de unos 122 metros de altitud sobre sus cimientos y una longitud de coronación de 420 metros. Para su construcción, realizada durante 10 años, se empleó una gran cantidad de hormigón, batiendo un récord en cuanto a obras ejecutadas en España en aquella época.

Junto a ella, se planificaron dos viaductos; sin embargo, las aguas se embalsaron antes de que éstos se diesen por finalizados, con el objetivo de responder ante las precipitaciones de primavera que acontecieron. Este hecho dio lugar a una situación de aislamiento para el municipio iznajeño, ya que la carretera comarcal que unía Lucena y Loja a su paso por el mismo, quedó inundada. Durante algún tiempo, los vecinos con resignación, se vieron obligados a realizar miles viajes en lanchas y pontones.

A su vez, también quedaron inundadas unas 3.000 hectáreas de terreno, haciendo desaparecer las viviendas de numerosas familias que se vieron obligadas a marcharse, cambiando los alrededores de Iznájar, de huertas y olivar por este pequeño mar.

No obstante, todo este proyecto fue impulsado dadas sus previsiones de rentabilidad, con el agua regulada en pro de la riqueza agrícola e industrial, el consumo doméstico, la producción de energía y la respuesta que supone ante necesidades como evitar las inundaciones y, cómo no, el paso que ha dejado al desarrollo de la actividad turística y que ya se preveía en aquellos años.

Construcción de la Presa de Iznájar

Es muy interesante conocer la historia sobre el origen del #EmbalseDeIznájar, un entorno que sin duda, visitaré muy pronto. @turismoiznajar Click Para Twittear

Actualidad del Embalse de Iznájar

A día de hoy, el Embalse de Iznájar supone uno de los recursos territoriales turísticos más importantes dentro del contexto de la comarca de la Subbética, tanto por la existencia de numerosos miradores naturales –desde donde pueden observarse excepcionales estampas del paisaje- como por constituir un ecosistema de gran riqueza en su fauna avícola y piscícola.

Además, su orografía ha permitido el acondicionamiento de parajes como Valdearenas donde encontramos una playa fluvial  en la ribera del propio embalse. Por ello, se convierte en todo un reclamo, sobre todo, en época estival y gracias a empresas como Alúa o GR7 Aventura, residentes y visitantes pueden disfrutar de numerosas actividades deportivas y de ocio en este maravilloso entorno.

Igualmente, alrededor de este enclave natural, podemos encontrar diferentes casas rurales u hoteles como el Caserío de Iznájar, alojamientos cuyas estancias son toda una delicia en las que contemplar increíbles vistas que te dejarán sin palabras.

Por su parte, la Estación Náutica Subbética Lago de Andalucía, también ejerce un papel fundamental en el desarrollo de la actividad turística en este embalse, aglutinando una oferta basada en agua, montaña, cultura y tradición, y coorganizando incluso algunas pruebas deportivas de gran interés.

Hotel Caserío de Iznájar junto al Embalse

El embalse de Iznájar y su entorno, es una parada imprescindible en el destino Subbética. Historia, naturaleza y ocio en torno a esta lámina de agua, junto a alojamientos con una ubicación excepcional, combinan para hacer de tu visita una experiencia que querrás repetir.

Te esperamos con los brazos abiertos en el centro de Andalucía.

Subbética Inolvidable.

Fuentes: Junta de Andalucía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies