En la comarca de la Subbética, existen numerosas rutas senderistas con las que descubrir todo el encanto de los recursos naturales de nuestro destino, adentrándonos en el Parque Natural y Geoparque de las Sierras Subbéticas.

Cada una con sus particularidades durante el recorrido y con distinto nivel de dificultad, hoy os contamos todos los detalles de la experiencia consistente en subir al pico más alto de la comarca, y de la provincia de Córdoba, con 1.570 metros: La Tiñosa.

Coronar el pico más alto de la #Subbética y de la provincia de #Córdoba será todo un esfuerzo que valdrá la pena... ¡Increíbles paisajes de las #Sierras Subbéticas me esperan! Click Para Twittear

Comenzamos la ruta desde Las Lagunillas

La Tiñosa forma parte de la Sierra de la Horconera, ubicada en el sistema que comprenden las Sierras Subbéticas, situándose entre Priego de Córdoba y Rute. En sus proximidades, también podemos observar otra cumbre destacada como es el Pico Bermejo, con 1.476 metros de altitud.

Por delante, tenemos un recorrido de unas cuatro horas de duración entre la ida y la vuelta, pero que sin duda, merecerá la pena gracias a los increíbles paisajes que nos encontraremos. Comenzamos en las inmediaciones de la aldea prieguense de Las Lagunillas, accediendo desde la A-333 y cruzando el poblado.

Justo antes de la señal de fin del mismo, debemos iniciar el camino que nos guía hasta el Cortijo Alto de Torres. Unos metros antes de llegar, encontraremos una pequeña explanada hacia la izquierda, junto a los restos de una antigua era, donde podremos aparcar sin problema y comenzar nuestro recorrido a pie.

¡Nada es imposible con ganas y motivación! Comencemos el recorrido hacia #LaTiñosa 😉 Click Para Twittear

Dos alternativas hacia la Cueva del Morrión

En este punto, ya observamos la Cueva del Morrión, hacia la que tenemos dos alternativas para llegar y, detrás de ella, nuestro objetivo que culminar. Si optamos por la vía directa, ésta será más abrupta y con mayor desnivel, y si preferimos dirigirnos acercándonos al Puerto Mahina, sí encontraremos hitos de piedra para guiarnos y un desnivel más llevadero. Sin embargo, las vistas durante el camino no serán las mismas.

Optamos por el primero de los recorridos descritos, por lo que atravesamos el Cortijo Alto de Torres, el río próximo y llegamos a las ruinas del Caserío de Cañatienda. Ascendemos orientándonos por senderos ya trazados gracias a pisadas anteriores y, sobre la mitad, nos toparemos con una zona rocosa y un mayor desnivel, aunque no nos perderemos si tenemos siempre a la vista la Cueva del Morrión.

Unos metros antes de alcanzarla, el camino se desvía a la derecha. En este punto, podemos contemplar un paisaje que deja al fondo el Cortijo Alto de Torres y el Caserío de Cañatienda, así como el Embalse de Iznájar o el Pico Bermejo.

Embalse de Iznájar desde La Tiñosa

La Tiñosa, techo de la Subbética (y de la provincia de Córdoba)

Ya solo nos quedan unos metros para alcanzar nuestra meta. Basta con rodear la cueva, pasar el Pico Morrión que le da nombre y seguir los hitos de piedra que marcan el último trazo del camino, por lo que podemos dar la dificultad por concluida.

Una vez que alcanzamos la Tiñosa, todo esfuerzo habrá valido la pena ya que nos encontramos ante una maravillosa estampa del entorno natural del centro de Andalucía, desde donde podemos observar nítidamente Sierra Nevada y, por supuesto, el resto de las Sierras Subbéticas.

Además, en la cumbre marcada con un poste y una banderola de Andalucía, hallamos un cofre repleto de recuerdos de otros montañeros que han vivido la experiencia y han querido plasmar sus comentarios, firmas o dedicatorias. Todo un tesoro.

Cima de La Tiñosa

Emprendemos el camino de vuelta hacia el Cortijo Alto de Torres

Hasta ahora, habrán sido unas dos horas las que nos ha empleado hacer la ruta, y otras dos nos quedarán hasta volver al punto inicial.

Ahora sí, podemos partir desde la segunda de las opciones que nos planteábamos anteriormente para alcanzar la Cueva del Morrión. Como decíamos, se trata de un camino próximo al Puerto Mahina, mejor señalizado y gracias a su menor desnivel, mucho más delicado para el descenso.

Sí es cierto que habrá que tener en cuenta el camino de zig-zag que nos encontraremos y estar pendientes en todo momento a los hitos de señalización para no desorientarnos. De este modo, vamos bajando hasta encontrar de nuevo las ruinas del Caserío de Cañatienda y finalmente, el Cortijo Alto de Torres que suponía nuestro punto de partida.

El recorrido hasta La Tiñosa es un camino de gran interés para los amantes de la montaña, y aunque es necesario contar con buen estado físico, la dificultad no es muy elevada. Asimismo, se caracteriza por ser una subida de gran riqueza visual, en la que observar característicos rasgos del paisaje geológico, la fauna y la vegetación de esta zona.

Cortijo Alto de Torres

 

Si finalmente decides realizar esta ruta tan aventurera, será necesario contar con botas de montaña, cantimplora y chubasquero en función del clima, además de contar con la autorización pertinente según las últimas noticias al respecto.

Te esperamos con los brazos abiertos en el centro de Andalucía.

Subbética Inolvidable.

Fuente: AristasurAndamontes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies